domingo, 17 de agosto de 2008

Revistas sobre China para españoles y periódicos sobre España para chinos

El mes ocho del año dos mil ocho pasará a la historia como el mes de China. Con los Juegos Olímpicos más espectaculares de la historia y con su eterno halo de misterio que le rodea, China ha pasado de ser un país lejano, hermético y desconocido para la mayoría de los españoles a ser el país más escrutado y analizado del planeta. No hay más que darse una vuelta por cualquier librería o quiosco de España, aún en pueblos pequeños encontrarás algún libro o revista que trate sobre China. Pero no hay que dejarse engañar por las apariencias, China en España sigue siendo la gran desconocida, sólo hay que estar un poco atento a lo que se dice y cómo se dice. Por poner un ejemplo y sin irme muy lejos, la inauguración de los juegos olímpicos transmitida por TVE 1 reflejó en varias ocasiones que ese halo de misterio se confunde muchas veces simplemente con ignorancia, así se pudo oír varias veces la influencia de “Las Anacletas” de Confucio (en lugar de Las Analectas) o que los más de seis mil setecientos kilómetros de muralla china fueron construidos en una sola dinastía llamada “Qüin” (En Chino, la Q no se pronuncia como en castellano sino que es más parecida a nuestra “ch” y tampoco hay “u” en el nombre de la dinastía a la que se refiere, por lo que el nombre de la Dinastía Qin, se pronunciaría como “Chin”).

Pero ¿por qué China está tan de moda? ¿en los juegos olímpicos de Atlanta o de Atenas se generó tanta expectación como los de Beijing? Creo que no y creo que sé la respuesta. China ha dejado al mundo impresionado por su auge económico. En los últimos treinta años ha sufrido la mayor transformación económica y social de toda su historia y todo ello sin ser una democracia. Este espectacular desarrollo económico unido a un sistema político dictatorial en manos del Partido Comunista chino no parecía casarle demasiado a los expertos en economía y política occidentales. El capitalismo o libre comercio necesita de una clase media que consuma todo tipo de productos para generar riqueza y realimentar el sistema. Pero la clase media normalmente choca con un sistema político dictatorial, que le coarta su libertad. De hecho, aunque de una forma muy particular, en China ya ocurrió en el año 1989, cuando estudiantes y trabajadores descontentos salieron a la calle pidiendo mejoras económicas y terminaron pidiendo la democracia. De los tanques a la calle y de la matanza de dos mil personas se acuerda Occidente pero los chinos no quieren acordarse. Los que se acuerdan y no pueden perdonarlo se han ido de China y los que se han quedado en China y viven para contarlo, no lo hacen. La generación nacida después de 1989 cree que no fue así, que fue una campaña o complot del mundo contra China.

Es curioso que Occidente se indigne por cómo el gobierno chino trató (y sigue tratando) a su pueblo y que el propio pueblo chino siga defendiendo la versión del gobierno. Es cierto que los libros de texto cuentan la versión oficial china y como el nacionalismo en China se inculca en la escuela, es muy difícil para un joven chino ser crítico con su gobierno. Pero a lo que iba, Occidente está esperando el momento en que China deje de ser una dictadura y pase a ser una democracia. Mientras esto pasa, China sigue creciendo a un ritmo sin-igual y esto parece que retrasa la democracia. Aunque China no está exento de problemas internos como la contaminación de sus ríos y las “aldeas de cáncer” asociadas a la contaminación, sus problemas con el terrorismo de Xinjiang, las protestas de Tíbet y las grandes diferencias sociales, entre otros problemillas, China parece que avanza en su poderío económico tanto que ha callado a todas las potencias occidentales porque ninguna se atreve a romper relaciones con China y ahí estamos todos en Beijing.

Para saber más sobre la realidad actual de China, recomiendo que leáis la revista Nacional Geographic del mes de Agosto, que está dedicado a China. También la revista Altaïr, su número 52 está dedicado a China, llamado "La nueva China. El futuro, hoy" . Pero y a los chinos que viven en España ¿qué les interesa? Según los tres periódicos chinos más importantes en la Comunidad de Madrid, el Hua Xin Bao, el Ouhua Bao y el Zhongguo Bao, podemos decir que lo que más les interesa son las leyes españolas explicadas por expertos, seguido de los tests de conducir traducidos al chino y noticias de economía tanto de China como de España y noticias de todo tipo de su región de origen (más del 80% proviene de la provincia de Zhejiang) y de Asia en general. También son importantes los apartados de salud, ciencia, belleza y el de bromas (que incluye los hechos más absurdos del mundo o de sucesos raros).

Además hay un semanal gratis en español y se dirige a quién quiera viajar a China por trabajo o placer, para informarle de las costumbres, la cultura y la economía del gigante asiático, que se llama El Mandarín.

A modo de conclusión, acabaré con tres refranes chinos pero no los voy a analizar, eso lo dejaré para los que quieran hacer algún comentario,

一言既出,驷马难追。(yī yán jì chū ,sì mǎ nán zhuī 。)

Una palabra dicha, queda dicha.


血浓于水。(xiě nóng yú shuǐ )

La sangre pesa más que el agua.


一分钱难倒英雄汉。(yīfēnqián nándǎo yīngxiónghàn)

El dinero confunde hasta a los héroes.

Marisol Moreno Beteta, Rojo Asia.